Portada » Blog » Experiencia de Samantha, una voluntaria CES

Experiencia de Samantha, una voluntaria CES

Samantha Denami | Voluntària CES | 📧 samanthadenami@gmail.com

Cada any rebem diverses persones voluntàries del Cos Europeu de Solidaritat, els qui arriben amb molts somnis i ganes de prestar servei amb nosaltres a l’entitat. Samantha, igual que altres voluntaris/es han deixat una gran petjada en la nostra infància, adolescents i joves, per la qual cosa li donem un especial agraïment. Aquí compartim les seves paraules després d’aquesta gran experiència.

Paraules clau: joves, experiència, voluntariat, CES, solidaritat, agraïment

Cuando llegué en enero, nunca hubiese pensado que me encontraría tan bien, de hecho, no esperaba que fuera lo contrario ni que si algún día dejara el proyecto me iba a pesar tanto (emocionalmente hablando). Lo sé, no suena tan bonito decirlo así; pero al final como con todos los proyectos que hago, lo doy todo con mi corazón, y en todo caso me enredo en las emociones, así que en el momento de la despedida me dejo inundar por la tristeza. Llegué como un huracán, con ganas de hacer mil cosas y poderlas organizar todas. Yo también he tenido altibajos, y más o menos creo que logré manejarlos.

Junio ​​fue un mes decisivo para mí. El mes en el que por fin tuve algo concreto y me permitió extender mis alas. Pasó rapido, estuve ocupada con los preparativos del 20° aniversario de la Fundación, entre reuniones y organización, pero sobretodo disfruté mucho el día de la fiesta, ya que me dio la oportunidad de conocer a otras personas de la entidad y compartir tiempo también con los/as otros/as voluntarios/as.

Y, a finales de junio, pude dejar mis huellas en la ruta Cavalls del Vent. Fue simplemente MARAVILLOSO, Aunque me encanta caminar por las montañas, había un par de años que no hacía senderismo, fue como un regalo de despedida para mí. Me llevo buenos recuerdos de esta experiencia, dudas y miedos enfrentados, metas logradas, lágrimas, sonrisas, superación.

Estoy feliz de haber conocido una realidad que existe desde hace 20 años, feliz de que me hayan permitido formar parte de ella y poder expresarme. Ahora que lo pienso, empatizar con los chicos de la Resi Vallès, al final no fue tan difícil, aunque tener experiencias con jóvenes mayores fue un reto para mí. También pudo haber sido la forma en que la directora Carol y la educadora Soraya me recibieron, pues me hicieron sentir en casa desde el primer momento y nunca dejaré de agradecerles.

También me sentí bien con las chicas voluntarias en el apartamento, y sobre todo en paz. Parece poco decirlo así, pero creo que es muy importante sentirse bien y en paz en un piso donde la única persona que conoces es a ti misma.

Fue agradable escuchar las historias y los sueños de muchas personas a mi alrededor, y solo puedo desearles que persigan sus sueños con todas sus fuerzas, como lo estoy haciendo yo.

Me gustarìa definir mi experiencia como un intercambio activo: me entregué tanto pero también recibí mucho. Me voy llena de emociones, y me quedo con mi agenda llena por la mitad de fotos de esta experiencia, y sobretodo con las notas escritas por los chicos, Carol y Soraya. El resto será historia dictada por mis decisiones y pasos para el futuro.

Estoy convencida que lo mío no fue un adiós, sino como solemos decir en Italia, un arrivederci.

Gracias por tanto,

Samantha

 

Moltes gràcies a tu!

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.